ENURESIS E INCONTINENCIA URINARIA.

La enuresis es el término médico para referirse a la incontinencia urinaria que se da en adultos. Para esta gran molestia, podemos echar mano al siguiente remedio.

Infusión de barbas de maíz.
Uno de los alimentos más utilizados e importantes del mundo que utiliza el grano, su fruto como base de la alimentación de gran parte de la población. Pero nosotros, podemos utilizar una parte de esta planta que en general no suele comerse, son las barbas de maíz, esos pelillos que aparecen en el extremo de la mazorca. Esta parte de la planta sirve como un potente diurético. El objetivo principal es aumentar el número de micciones durante el día, y evitar estas por las noches. Por tanto, es bueno par aquellos niños que les cuesta controlar sus vejigas. Existe el mismo remedio pero con un pequeño cambio: añadir Anís. No el anís como bebida alcohólica (hemos dicho que este remedio es para niños y por otra parte no queremos aumentar la cantidad de tóxicos en el cuerpo que tendría que hacer un trabajo mayor a los riños).

Ingredientes
Un puñado de barbas de maíz
½ puñado de semillas de anís
½ litro de agua

Preparación
Ponemos a hervir en el agua las barbas de maíz y las semillas de anís. Cuando llegue a ebullición lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar durante 10 o 15 minutos.

Uso
Tomar la infusión tres veces al día, antes de cada comida. Puede endulzarse con un poco de miel.


Masaje renal: Este masaje tiene como finalidad darle calor a toda la zona. Es importante mantener la zona caliente, con ropas de algodón más allá del momento del masaje. El masaje se ha de dar en la zona de los riñones haciendo círculos hacia fuera con los dedos, primero lentamente, luego de forma más vigorosa. A continuación, el “masajeado” se pondrá boca arriba y repetiremos la acción en la zona de la vejiga.

EL DIENTE DE LEÓN Y EL CÁNCER.


Cuando hablamos de cáncer, por supuesto que tenemos que ponernos serios. En ningún momento debemos tomarnos la enfermedad a la ligera. Desde siempre, los oncólogos recomiendan utilizar el procedimiento más radical, el más efectivo... y aunque esto se relacione con la medicina tradicional: quimioterapia, extirpación del tumer, etc... siempre podemos echar mano a la farmacopea de la naturaleza y SIEMPRE con la consulta del médico especialista.

Dicho esto quiero destacar un remedio casero que se ha utilizado desde hace mucho tiempo para combatir el cáncer, se trata del Diente de León, una planta que podemos encontrar casi en cualquier parte y que en para muchos jardineros no es más que una única mala hierba que molesta.

Os muestro 3 estudios reallizados relacionados con el diente del león y el cáncer.

1º- Inducción selectiva de la apoptosis* y la autofagia* mediante el tratamiento con extracto de raíz de diente de león en las células de cáncer de páncreas humanos.
El cáncer de páncreas es uno de los más peligrosos, tiene casi un 100% de mortalidad, y según las conclusiones del estudio, el diente de león es un buen aliado para combatirlo: Se demuestra que el diente de león tiene el potencial para inducir la apoptosis* y la autofagia* en células cancerígenas del páncreas con ningún efecto significativo en las células no cancerosas. Esto proporcionará una base sobre la que la investigación adicional en el tratamiento del cáncer mediante tacto rectal puede ser ejecutado. 




2º- La inducción eficiente de extrínseca Muerte Celular por Diente de león raíz Extracto de la leucemia mielomonocítica (CMML) Células crónicas Humanos.
Un tipo de cáncer muy resistente a los tratamientos. Los resultados de este estudio indican que los productos naturales, en particular, extracto de raíz de diente de león, tienen un gran potencial, como alternativas no tóxicas y efectivas a los modos convencionales de quimioterapia disponibles en la actualidad.


*La autofagia consiste en un proceso por el cual el cuerpo elimina las células que pueden estar defectuosas o son cancerosas. La apoptosis es como una especie de suicidio de la células, por eso favorecer la apoptosis de las células cancerosas es beneficioso.

3º- Investigan en Windsor, Ontari, propiedades del Diente de león para curar el cáncer.
La investigación fue realizada por Siyaram Pandey, bioquímico de la Universidad de Windsor (Canadá).  Sus declaraciones fueron:
"Mató a las células de forma muy selectiva, sólo mató a las células cancerosas ", dijo Pandey. "Las células normales no murieron."


Otros estudios:
  • En 2008, los resultados de un estudio clínico que muestran los efectos positivos de diente de león fueron publicados en la revista International Journal of Oncology . té de diente de león se mostró a disminuir las células de cáncer de mama . Los investigadores probaron el té de diente de león en las células del cáncer de próstata y encontraron resultados similares. 
  • Los hallazgos sobre el cáncer de próstata fueron corroboradas por un informe publicado en 2011 por el International Journal of Oncology , que muestra que un suplemento dietético que contiene el diente de león como un ingrediente suprime el crecimiento de células de cáncer de próstata . 
  • Extracto de raíz de diente de león fue clínicamente probado específicamente en 2011 para inducir la apoptosis en el melanoma quimio-resistentes (un tipo de cáncer de piel) - y sin toxicidad para las células sanas.
El diente de león aparece en la literatura médica china y también en la indígena como remedio para el cáncer. Es curioso que el nombre científico, del latín Taraxacum officinale se podría traducir como "remedio para transtornos". Otros nombre que recibe son: achicoria amarga, meacamas, etc...

La forma de tomarlo debe ser recomendada según las características de la persona. De forma general, podemos preparar el remedio del siguiente modo:

  • Recogemos la planta, importante que contenga la raíz, y la cortamos en trocitos pequeños y lavamos en abundancia. 
  • Hervimos un cazo de agua con una cantidad de 250 ml. Cuando rompa a hervir, vertemos la planta troceada y dejamos hirviendo de 3 a 5 minutos.
  • Dejamos que enfríe un poco y colamos el agua, edulcoramos al gusto, mejor con miel.


La forma de tomarlo varía, desde 2 vasos al día, uno en ayunos. Hasta 6 vasos al día, dos después de cada comida importante y uno en ayuno. 
También podemos comprar los extractos concentrados de la planta en herboristerías donde nos indican la posología. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...