Mostrando entradas con la etiqueta sal yodada.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sal yodada.. Mostrar todas las entradas

Quemaduras: remedio de aceite y sal.

Para las quemaduras ya utilizamos un remedio natural en el que incluíamos el aceite, un humectante e hidratante que aporta elasticidad a la piel. Por eso, no es raro que lleguen más remedios caseros para las quemaduras (uno de los accidente más frecuentes en los hogares) usando el aceite como base del remedio.

Ingredientes
Aceite de oliva
Sal marina

Preparación
No hay preparación. Los ingredientes se usan directamente.

Uso
Lo primero que debe hacerse es meter la mano o la zona afectada en agua por la quemadura. De ese modo se frena la destrucción de la piel que está provocando la quemazón y enfría la zona. A continuación se extiende el aceite de oliva, generosamente, por la zona quemada, y se rocía por encima con la sal marina. Al principio escuece un poco, pero merece la pena, porque evita la aparición de la molesta ampolla. Hay que dejarlo actuar durante un rato para que calme el dolor; se puede proteger con una gasa y esparadrapo.

Para pieles secas, escamadas y estropeadas.

Crema casera para exfoliaciones y conseguir una piel más sana y luminosa.

Esta crema natural es de eficacia probada cuando la piel que esta seca se escama. Con ella, la hidrataréis y recuperaréis rápidamente su suavidad y flexibilidad.

Ingredientes:
3 cucharaditas de sal marina,
aceite de oliva

Preparación:
Mezclar los dos ingredientes y remover hasta obtener una crema suave. Dejarla reposar 5 o
10 minutos antes de utilizarla.

Uso :
Aplicarla habiéndose mojado previamente la cara con agua caliente para abrir los poros. Dar un
suave masaje.

BOCIO.


Es sabido que el bocio es una inflamación de las glándulas tiroideas y que tienen una estrecha relación con la carencia de yodo en nuestro organismo. Por tanto, lo ideal es introducir un poco más de Iodo en nuestra alimentación.
Sal yodada, alimentos marinos pueden integrarse en la dieta y algas como la espirulina o kelp podemos tomarlas en forma de concentrados en comprimidos. Pero no solo los alimentos marinos tienen yodo; frutas como las uvas, fresas o membrillo tienen bastante yodo y siempre vendrán bien para combatir el bocio.
Hay una planta muy común, conocida por la concentración de hierro, pero también por la concentración de yodo. Se trata del Diente de León, una planta que podemos encontrar en caminos, en jardines, huertos, etc...
Planta fácilmente reconocible por sus flores y sus semillas voladoras.
Preparación:
Para hacer la infusión, debemos comprar o recolectar las hojas de la planta en primavera. Las dejamos secar y luego cortamos en trozos pequeños.
Luego calentamos agua y echamos cuando empiece a hervir dos cucharadas de las hojas. Dejamos un par de minutos y retiramos del fuego. Podemos endulzar con miel o azucar moreno ya que su sabor es un poco amargo.

Uso:
Beberemos una o dos infusiones al día a mitad de tarde y/o por la mañana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...