Mostrando entradas con la etiqueta rábanos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta rábanos. Mostrar todas las entradas

Cistitis e infección de orina.


La cistitis es la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria, con infección o sin ella. Esta enfermedad se desarrolla con una bacteria. Los síntomas más frecuentes son:
Aumento en la cantidad de orina.
Dolor o escozor al momento de miccionar.
Fiebre no elevada.
También puede haber presencia de turbidez de la orina acompañada o no de piuria.

Primer remedio casero:

Compresa de arcilla
La arcilla, gran antiséptica y bactericida, y el yogur, cuyos fermentos lácticos y lactobacilos enriquecen la flora vaginal, son un buen remedio para la cistitis. Aunque parezca raro, ginecólogos de todo el mundo lo recomiendan. Este remedio se debe complementar con los baños de asiento con agua de brezo.
Ingredientes
4 o 5 cucharadas de arcilla
1 yogur
Preparación
Mezclar la arcilla y el yogur en un bol y preparar una compresa.
Uso
Aplicar la compresa durante toda la noche en la vulva. La mejoría se notará desde la primera noche.

Comlemento
Baños de asiento con agua de brezo
Los baños de asiento con agua de brezo son ideales para la cistitis. Este remedio se puede complementar con las compresas de arcilla.
Ingredientes
200 g de brezo
5 l de agua
Preparación
Hervir el brezo en el agua durante unos 5 minutos. Dejarlo reposar luego alrededor de media hora y colarlo.
Uso
Utilizar esta agua, templada, para los baños de asiento. El primer día ya se sentirá alivio, el segundo día una gran mejoría y en menos de una semana desaparecerá la cistitis.En caso de complementarse con las compresas de arcilla, se llevará a cabo por las mañanas, tras haber llevado puesta toda la noche la compresa de arcilla.



Otros remedios naturales:
El jugo de pepino es uno de lo más efectivos remedios para el tratamiento de la cistitis. Es un efectivo diurético. Una taza de este jugo, mezclado con una cuchara de miel y una cucharada de jugo del lima, debe ser tomado tres veces al día.
Una taza de hojas de rábanos, milenrama, jugo de espinaca, limón, cebada o aceite de sándalo.

CÁLCULOS RENALES.

Una piedra en el riñón es la solidificación de algunas sustancias que se encuentran en la orina y que puede tener varios tamaños. Si la piedra es pequeña, o arena, esta puede causar dolor, molestia o simplemente salir al orinar, cuando es más grande, el dolor puede hacerse insoportables y muy molesto. Puede incluso atascarse en las vías urinarias y producir dolor y sangrado.

Un remedio para la arenilla o piedras del riñón

Ingredientes:
5 rábanos pequeños.
1 cucharada de azúcar moreno.

Preparación:
La preparación es sencilla. Únicamente debes cortar los rabanitos en trozos pequeños y espolvorear el azúcar por encima. Se deja toda la noche macerando y después de las 12 horas ya está listo.

Uso:
Se debe  tomar por la mañana en ayunas y antes de acostarse hasta expulsar las piedras del riñón.

Acompañando a este remedio, es ideal tomar infusiones diuréticas y mucha agua. Mínimo 8 vasos diarios de agua mineralización débil. También es conveniente no tomar mucha sal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...