Mostrando entradas con la etiqueta ortiga. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ortiga. Mostrar todas las entradas

ARTROSIS

Recibe el nombre de artrosis al deterioramiento o desaparición progresiva de las"almohadillas" que recubren y facilitan el contacto entre los huesos. Cuando esta se encuentra dañada o pierde su grosor, aparecen dolores e incluso falta de movilidad.

Con este remedio, ejercicio y una buena alimentación, podemos hacer que esta enfermedad se detenga en su proceso degenerativo y que desaparezcan los dolores. Veamos como prepararlo:

Ingredientes:
  • medio vaso de zumo de limón
  • 3 cucharadas de ortiga verde
  • 1 diente de ajo
  • medio litro de agua.

Preparación:
Calentamos el agua y cuando rompa ha hervir añadimos la ortiga. Dejamos que hierva durante 5 minutos y luego dejamos reposar durante 2 horas.
Mientras dejamos reposar podemos extraer el zumo de limón y picar finamente el ajo. Cuando pase el tiempo, colamos el agua con la ortiga y añadimos el limón y el ajo.



Uso:
Lo ideal es tomarlo por la mañana en ayunas recién preparado el remedio, pero este puede aguantar 3 días perfectamente.  Hay que tomarlo durante 20 días.

Realizar estiramientos de la zona donde tengamos la artrosis es importante para detener la artrosis. Y alimentos con glicina que es la materia primaria del colágeno.


Hígado, Vejiga y Riñón.



El hígado tiene muchas funciones: regula el proceso de coagulación, elabora proteínas, metaboliza las grasas, produce la bilis, regula muchos procesos hormonales, se encarga de eliminar toxinas… Sus problemas no generan síntomas hasta que están avanzados. Los excesos de la vida pueden llevar a que perjudiquemos el hígado y nos pueden producir desde dolores de cabeza, hasta cambios de humor.

Sobre el alcohol: el hígado es uno de los órganos más afectados por el consumo constante de alcohol, dado que es el encargado de limpiar esta toxina de la sangre.
Si quieres tnerlo sano reduce el consumo, o mejor NO BEBAS Alcohol.

Cocimiento de parietaria
La parietaria, que es capaz de mantener a raya una hepatitis.
Ingredientes
1 puñado de parietaria ¼ l de agua
Preparación
Cocer la parietaria en el agua durante 5 minutos a fuego lento y colarla.
Uso
Tomar una taza antes de cada comida.

Licor de cerezas
Este licor sienta divinamente a las personas que padecen del hígado, la vejiga o el riñón.
Ingredientes
½ kg de cerezas frescas (preferentemente de tipo guinda y muy maduras)
200 g de azúcar
1 l de orujo
Canela
Clavo
Preparación
Lavar bien las cerezas, quitarles los rabillos y los huesos y ponerlas en un frasco de cierre hermético con
el resto de ingredientes. Tapar el tarro y dejarlo reposar a oscuras durante 1 mes.
Uso
Tomar una copita después de comer de vez en cuando.

Otros remedios caseros para prevenir males de riñón son: la ortiga, diente de león, apio, cebolla, alcachofa, raíz de achicoria y rábano.

Granos y espinillas.

Compresas de cocimiento de ortigas
Los granos en la cara y el cuerpo , se deben a una alimentación desequilibrada y a la mala digestión de los alimentos ingeridos. En primer lugar, hay que rducir en nuestra dieta los alimentos que contengan mucha grasas o azúcares.

Cocimiento de ortiga, muy eficaz.
Ingredientes
100 g de ortigas
1 l de agua
Preparación
Hervir las ortigas en el agua durante 30 minutos y dejar posar. Colarlo una vez frío.
Uso
Aplicarlo con compresas en la zona afectada.


Otros remedios caseros y natural:

Baños de llantén.


El llantén, una hierba popularmente conocida para problemas digestivos y de la piel, reduce las bronquitis agudas, es una estupenda antiséptica en afecciones bucales y
de garganta… Pero sobre todo resuelve de manera increíble úlceras heridas, llagas y otros problemas de la piel.

Ingredientes
1 puñado de hojas de llantén
2 l de agua
Preparación
Cocimiento del llantel durante 5 mintos. Y una vez colado añadir al baño de agua. Dejar reposar hasta que la temperatura sea la adecuada.
agrega al agua del baño.

Otros remedios naturales y caseros son:
Aplicar un trozo de tomate bien maduro. Se debe dejar sobre el grano toda la noche con la ayuda de un esparadrapo.
Unas gotitas de limón sobre la parte afectada también viene muy bien.

Consejo: No exprimirse los granos o espinillas del rostro, ya que puede ser peligroso.

Fisuras anales o rectales.


Hay que usar ropa interior holgada (sobre todo si la fisura es externa) y prescindir de los jabones y detergentes irritantes para bañarse y lavar las prendas. La comezón persistente suele ceder con una higiene esmerada: lavarse la región anal varias veces al día con agua tibia, secarse con una toalla suave y aplicarse en la piel aceite de germen de trigo o una crema que contenga vitamina E.

Decocción de corteza de roble
Las fisuras anales, producto generalmente del estreñimiento crónico, son muy dolorosas. Es muy importante favorecer la deposición reduciendo al mínimo los alimentos astringentes (café, alcohol, picantes, grasas animales…) y tomando aceite de oliva en ayunas. Además, puede utilizarse esta decocción de corteza de roble, que puede combinarse con la pomada de caléndula.
Ingredientes
1 puñado de corteza de roble
2 l de agua
Preparación
Cocer durante 10 minutos la corteza de roble, dejarla entibiar y colar el líquido.
Uso
Han de tomarse baños de asiento de 10 o 15 minutos durante varias semanas.
Un remedio caero y natural de la botica de la abuela.

Otros remedios caseros y naturales son:

Remedio para las fisuras 1: Agregar a medio litro de agua que esté hirviendo una cucharada de salvado de trigo y una cucharada de flores de caléndula. Mezclar todo bien y dejar reposar durante 15 minutos. Después, filtrar el líquido y aplicar, mediante una gasa, en la fisura. Realizar la acción tres veces al día.

Remedio para las fisuras 2: Colocar un poco de algodón enrollado en el surco interglúteo si se siente picor con el fin de disminuir la humedad y el calor que lo provoca.

Remedio para las fisuras 3: Tomar a diario baños de asiento con agua caliente que contengan una infusión de caléndula lo cual logrará relajar los músculos del esfínter ubicado en el ano y con ello reducirá buena parte de la incomodidad de las fisuras

Remedio para las fisuras 4: Insertar un trocito de petrolato (de 1.5 y2 centímetros) en el recto, antes de la evacuación, para ayudar al excremento a pasar sin producir más daño adicional. Luego de la evacuación, lavar el área y aplicar un poco de talco para bebé lo que ayudará a mantener seca la zona y, a su vez, disminuirá la fricción durante el día.

Remedio para las fisuras 5: Hervir una taza de agua y luego añadir dos cucharadas de ortiga blanca. Tomar a diario, durante 15 días, para mejorar la irritación de la piel.

CABELLO DÉBIL.

El cabello débil, es la antesala de la caída de pelo y de la alopecia. Un cabello débil será menos resistente a los cambios del tiempo, al sol, al peine o cepillo o incluso al aire caliente del secador.



Este remedio es verdaderamente útil. Aplicado sobre el cuero cabelludo fortalecerá el folículo piloso y nutrirá las células de la dermis y epidermis.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 chorro de vinagre de manzana


Preparación:
La preparación es sencilla, se mezclan muy bien los tres ingredientes (excepto el vinagre) hasta conseguir una pasta homogénea con una textura líquida pero espesa.

Uso:
Este remedio es una mascarilla capilar. Simplemente habrá que aplicársela en la ducha y con un masaje concienzudo permitimos que este remedio entre en todas las partes de nuestro cuero cabelludo.  Dejamos la mascarilla surante 30 minutos, podemos ir cubrir el cabello con una toalla enrollada para evitar manchar.
Después hay que enjuagarse bien con agua, y terminamos con un pequeño chorro de vinagre.

ARENILLA EN LOS RIÑONES


Cuando se tiene arena en los riñones, una pequeña piedra, nos aconsejan beber gran cantidad de agua con una mineralización muy débil, evitar la sal, y tomar un potente diurético para expulsarla que ayude a expulsar la arenilla.

Así que para depurar la sangre, para conseguir un diurético, para eliminar el exceso de calcio, vamos a echar mano a la ortiga mayor. Una planta muy común que conocemos todos sobre todo porque pica por sus pelos urticantes cuando símplemente nos roza.

Ingredientes

  • Un plato de hojas y ramitas de ortigas troceadas verdes( Aunque la ortiga tenga estos pelillos urticantes, se eliminan fácilmente simplemente cociendo la planta. ).
  • Agua (500 ml)
  • Sal
  • Aceite de oliva


Preparación
Tenemos que trocear las hojas en partes muy pequeñas. Se lavan y se vierten en un recipiente con agua y sal. Las dejamos cocer a fuego lento entre 15 y 20 minutos. Por último, una vez cocidas, colamos el caldo y le añadimos un chorrito generoso de aceite.

Uso
Se puede tomar una tacita al día.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...