Mostrando entradas con la etiqueta malva. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta malva. Mostrar todas las entradas

Forúnculos.


Los forúnculos o "nacidos" son unos granos que surgen habitualmente en los folículos de algún pelo (sobre todo en piernas, nalgas, incluso el rostro) y son causados por una infección en el mismo.

Emulsionar con miel 1 C de harina con 1 C de levadura de cerveza. Extender en una gasa y aplicar en cataplasma sobre el forúnculo. Dejar varias horas hasta que absorba el pus.

Colocar dos cucharadas de arcilla y 1 cucharada de lechehervida en un recipiente. Mezclar hasta que quede compacta. Aplicar caliente sobre el forúnculo y dejar puesta por una hora. Retirar con agua evitando tocar el grano.

El maíz puede llegar a ser un gran remedio casero contra los forúnculos, de hecho, se ha empleado tradicionalmente en algunas zonas latinoamericanas contra este tipo de granos. Se aconseja aplicar cataplasmas preparadas a partir de la cocción de los granos de este vegetal en agua con un paño o gasa.

También la malva suele ser un perfecto remedio natural para los nacidos. Habitualmente empleada para todo tipo de problemas en la piel, los forúnculos pueden ser combatidos preparando una infusión con la planta y luego colocándola con un algodón sobre las zonas afectadas.


Consejos:
Limpiar bien el área una vez que el furúnculo esté abierto y lavarse las manos muy bien después de cada manipulación.

No debe apretar el nódulo, ya que la infección puede diseminarse y empeorar. Por ello, se debe intentar que la lesión se abra y drene por sí sola.

Procurar una alimentación rica en vitamina C, E y A que ayudará a mantener las defensas altas

Mantener una higiene escrupulosa de la zona para evitar la aparición posterior de nuevas lesiones.

Dolencias cardiacas


Infusión de espino albar

El espino albar es un tónico del corazón y del sistema circulatorio, un preventivo vasodilatador que regula el ritmo cardiaco, regula la tensión arterial y, además, es sedante.
Ingredientes
1 cucharada de espino albar
¼ l de agua
Preparación
Calentar el agua y, poco antes de que hierva, retirarla del fuego y echar el espino y dejarlo 20 minutos. A
continuación, ha de colarse y dejarse reposar.
Uso
Tomarlo dos veces al día, antes del desayuno y de la comida, durante 7 días en semanas alternas.





Otro remedio natural: Baño de romero.

La taquicardia y los trastornos cardíacos de tipo nervioso pueden tratarse satisfactoriamente con baños de romero.
Preparación: se hierven en 2 ó 3 litros de agua, durante diez minutos, de 50 a 100g de romero y la decocción resultante se añade al agua del baño. La duración del baño completo deberá ser de diez a quince minutos a una temperatura de unos 37° C. Terminado el baño deberá reposarse en cama por espacio mínimo de una hora. También el vino de romero resulta eficaz en el tratamiento de esta clase de dolencias cardíacas de tipo nervioso. Puede adquirirse ya preparado en cualquier establecimiento farmacéutico.


Se debe evitar comidas o bebidas excitantes como chocolate, té o bebidas con cafeína.
Las dolencias cardiacas amenudo suelen ser causadas por un origen de tipo nervioso. Antes de dormir, tomar una valeriana, o infusiones relajantes como por ejemplo de malva, tila. Así facilitamos un mejor descanso y se regula la presión arterial. Realizar ejercicios moderados. Andar. Si después de unos dias persiste el dolor acudir al médico.

BRONQUITIS Y CONGESTIÓN.



La terminación -itis, significa inflamación. Por eso, la bronquitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de los bronquios. Al inflamarse se cierran los conductos respiratorios haciéndose más pequeños y aquellos en que existe mucosidad se hace imposible la respiración.

Vamos pues a hacer un remedio con corteza de varios árboles que tienen varias propiedades beneficiosas para combatir la bronquitis. Árboles con propiedades expectorantes y tonificantes, ayudarán a expulsar la mucosidad y relajar los bronquios, pudiendo respirar mejor.

Este es un remedio ideal para resfriados, anginas y mucosidades, infecciones respiratorias pero sobre todo para  los fumadores, con este remedio casero y natural podrán expulsar el alquitrán, y otros tóxicos alojados en los bronquios.

Ingredientes:
2 trocitos de corteza de roble
2 trocitos de corteza de encina
2 trocitos de corteza de pino
2 pizcas de ortiga
2 pizcas de romero
1,5 l de orujo

Preparación:
Poner a fuego lento el orujo y añadir los trocitos de corteza. Tras 10 minutos, retirarlo del fuego, añadirle el romero y la ortiga y dejar reposar el resultado durante 24 horas. Por último, pasado ese tiempo, debe filtrarse.

Uso:
Tomar 2 cucharadas del remedio con leche caliente, en ayunas y otras dos antes de acostarse, durante 40 días.

Para los fumadores recordar que se puede dejar y no perderás nada, úncamente ganarás: salud, dinero, autoestima...
NO FUMAR. SE PUEDE DEJAR.

ANGINAS INFLAMADAS

 Sal marina.

Para combatir la infección de las anginas podemos utilizar un remedio antiguo muy sencillo y económico y fácil de preparar. El ingrediente básico es la sal marina.

Ingredientes:
Sal marina.

Preparación:
Humedece un poco la sal con un difusor de agua. Luego caliéntala en el microondas y  ponla dentro de un pañuelo doblado por la mitad.

Uso:
Hay que ponerlo en el cuello y sujetarlo con una toalla. Se deben respirar los vapores que desprende la sal. Vapores que combaten la infección y humedecen y alivian las molestias de las anginas.

Caramelo de zanahoria.

Los caramelos en general son buenos para la irritación de garganta, los picores y las molestias propias de las anginas inflamadas. Cuando producimos saliva, esta tiene la capacidad de combatir las bacterias que se encuentran en la garganta. Si conseguimos hacer unos caramelos de zanahoria, que ya de por sí son balsámicos, estaremos consiguiendo hacer los caramelos ideales para las anginas.
Os muestro pues, una forma muy sencilla de hacer caramelos con zumo de zanahorias.

Ingredientes:
10 cucharadas de azúcar.
2 vasos de agua
Un chorro de limón
2 zanahorias medias picadas en trozos pequeños.

Preparación:
Ponemos el agua, el azúcar y el limón, a hervir hasta que se disuelva todo. Removemos con una cuchara de madera y cuando observemos que el azúcar se ha disuelto, echamos los trocitos de zanahoria. Seguimos removiendo a fuego lento hasta que la zanahoria este prácticamente desecha. Entonces vertemos en preparado en unos moldes pequeños que aguanten el calor y colocamos un palito y dejamos que se enfríe.

* Estos dos remedios pueden prepararse para cuando las anginas las padecen niño pequeños.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...