Mostrando entradas con la etiqueta laurel. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta laurel. Mostrar todas las entradas

Pies doloridos e hinchados.


En ocasiones sentimos que nos duelen los pies ... y es que no los cuidamos como debiéramos:  encerrados y apretados dentro de zapatos de tacón, o con calcetines de fibras sintéticas o cuando estamos embarazadas, al fin y al cabo, tienen que sujetar todo nuestro peso.

Este es un remedio para esos días que nos duelen los pies, que los sentimos hinchados y pesados.

Ingredientes
1 puñado de manzanilla
1 puñado de poleo-menta
1 puñado de laurel
2 l de agua
1 pizca de bicarbonato

Preparación
Llevar el agua a ebullición, retirarla del fuego y añadirle las tres hierbas. Dejarlo reposar, colar y agregar
el bicarbonato.

Uso
Verter el agua en una jofaina o palangana agregándole la suficiente agua caliente para poder tomar un
baño de pies.

Hemorroides



Las hemorroides son una afección muy incómoda, pero las molestias pueden reducirse con estos remedios caseros y naturales. Lo principal para evitar las hemorroides es intentar eliminar el estreñimiento.



Dos remedios extraídos de la botica de la abuela para las hemorroides son:



Cataplasma de tomate
El tomate es un aliado para los que sufren de hemorroides, y proporciona un alivio inmediato.
Ingredientes
1 tomate maduro
Preparación
Partir el tomate por la mitad.
Uso
Aplicarlo con presión en el esfínter anal. Puede sentarse uno encima o bien acostarse con el tomate aplicado con una gasa.


Otro remedio natural es el siguiente:

Cocimiento de ajo, laurel y clavo
Ingredientes
3 dientes de ajo
1 puñado de clavo
2 hojas de laurel
½ l de agua
Preparación
Mientras se pone a hervir el agua, se machaca el ajo en un mortero. Cuando el agua empiece a hervir se añade el clavo, el laurel machacado y el ajo. Ha de cocer durante ½ hora a fuego lento y dejarse reposar después durante otros 10 minutos. Por último se cuela.
Uso
Aplicar sobre la zona afectada con una compresa o un poco de algodón.


Consejos:
Aumentar la cantidad de fibra en las comidas (frutas frescas, verduras, pan, cereales...).
Beber líquidos: de 2 a 3 litros al día (zumos, sopas, evitar alcohol).
Realizar algo de ejercicio diariamente.

Falta de apetito.

Hay que decir que la falta de apetito de manera puntual no quiere decir que estemos enfermos. A veces, la falta de apetito es simplemente porque nos encontramos con niveles óptimos de azúcar o nutrientes o porque anteriormente hemos hecho una comilona. Por otra parte a la sociedad de consumo en la que vivimos le conviene que no paremos de consumir. Consumir para sacar más beneficios sin tener en cuenta nada más. Para conseguir eso es capaz de crear ideas como que si no consumes estás enfermo.
De todas formas, para cuando la falta de apetito se alarga más de un día, aquí hay unos remedios naturales y caseros.


Infusión de hojas de laurel
El laurel ayuda a abrir el apetito. Pero hemos de prestar atención a consumirlo siempre seco, para que
actúe como un extraordinario tónico digestivo.
Ingredientes
20-30 g de laurel
1 l de agua
Preparación
Se deja reposar el laurel en agua hirviendo durante unos minutos. A continuación se cuela.
Uso
Tomar una taza 10 minutos antes de cada comida.

Ponche revitalizador
Aquí tenemos un clásico remedio para abrir el apetito y ayudar a ganar peso a niños poco comedores o a
convalecientes.
Ingredientes
1 huevo
Un chorro de vino quinado
Preparación
Se bate el huevo y a continuación se agrega el vino quinado.
Uso
Tomarlo 1 hora antes de las comidas.
Si se prepara para niños, poner sólo unas gotitas de vino y añadirle azúcar moreno o miel.


Consejos:
Es probable que la falta de apetito se produzca por preocupaciones, ansiedades o depresiones, estrés, etc.... para estos casos hay que ir a la raíz del asunto y resolver los conflictos internos y externos. Si se pueden.
Hacer ejercicio, correr, andar, ir en bici o el hacer el amor hacen que tengas más apetito.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...