Mostrando entradas con la etiqueta corteza de roble. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta corteza de roble. Mostrar todas las entradas

Hemorroides.


Este es un remedio casero extraído de la botica de la abuela de Txumari en el que nos enseña un excelente remedio natural para las hemorroides y fisuras anales causadas por estreñimientos o posparto o por estar de pié o sentado durante largos periodos. No tanto para la obesidad o por una dieta rica en proteína animal y pobre en fibras, ya que en este caso simplemente se eliminan las hemorroides comiendo más sano y bajando de peso, aunque este remedio puede aliviar momentáneamente el dolor.

Ungüento de manzanilla y pétalos de rosa
Este ungüento de manzanilla y pétalos de rosa es un remedio excelente.
Ingredientes
250 ml de aceite de germen de trigo
10 g de manzanilla
Los pétalos de 2 rosas
20 g de cera de abejas
20 g de lanolina. (La lanolina o alcohol de lana es una sustancia aceitosa segregada por las glándulas sebáceas de los animales que producen lana, en especial las ovejas. De composición química similar a la de la cera, se emplea como impermeabilizante y como tratamiento para la piel. Se utiliza para cremas hemorroidales.)
Preparación
Mezclar con el aceite de germen de trigo, la manzanilla y los pétalos de rosa, calentando suavemente la mezcla durante 1 hora y filtrándola a continuación.
Mientras, se funden la cera de abejas y la lanolina, que se mezclarán con el aceite obtenido tras la hora de cocción. El ungüento se verterá en un bote esterilizado donde se dejará solidificar antes de utilizarse.
Uso
Puede aplicarse varias veces al día durante 7 días. La mejora es casi inmediata.


Otro remedio casero y bastante conocido es la aplicación de Aloe Vera. Se conseguirá un alivio inmediato y producirá una mejora considerable en las hemorroides. Por otra parte al introducir un poco la sustancia del Aloe conseguirás que se produzca menos fricción entre el esfínter anal y las heces.


Otros remedios naturales son realizar baños de asiento con una decocción de hojas y brotes de zarzamora, ya que ayuda a desinflamar o evitar el sangrado, baños de asiento de roble el cual reduce la inflamación anal, detiene las pequeñas hemorragias y favorece la cicatrización.

Gingivitis.


Gingivitis es una enfermedad bucal bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, causada por los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes y por una nula o deficiente higiene bucal. Es muy frecuente que su origen sea causado por el crecimiento de las muelas del juicio que produce una concavidad entre encia y muela que es donde se deposita el agente patogeno o bacteria.

Algunos remedios caseros y naturales para la gengivitis son:

Enjuagues con decocción de corteza de roble
El enrojecimiento de las encías y el sangrado que puede provocar la gingivitis tiene solución realizando enjuagues con esta decocción de corteza de roble.
Ingredientes
20 g de corteza de roble
1 l de agua
Preparación
Cocer la corteza de roble en el agua durante 10 minutos a fuego lento y colarla.
Uso
Realizar enjuagues con la decocción dos o tres veces al día.


Cocimiento de corteza de roble
Enjuagándose la boca con este cocimiento de corteza de roble se combaten las encías doloridas y enrojecidas. Ante los problemas de gingivitis, es recomendable también comer manzanas crudas con piel a mordiscos, pues limpian los dientes y las encías.
Ingredientes
¼ l de agua
1 cucharada de corteza de roble
Una pizca de bicarbonato
Preparación
Se hierve la corteza de roble en el agua durante 10 minutos a fuego lento. Tras dejarlo reposar, debe
colarse y añadirle una pizca de bicarbonato.
Uso
Deben hacerse enjuagues con el cocimiento durante varios días para notar la mejoría.

Bicarbonato y agua oxigenada.
Este es un remedios casero para la gengivitis muy eficaz.Preparar una mezcla de partes iguales de bicarbonato de sodio y agua oxigenada y luego cepíllese bien, especialmente alrededor de la línea de las encías. El bicarbonato de sodio no sólo lava la placa dental, sino que también desodoriza y pule los dientes

Use enjuague bucal que contenga aceite de salvia, aceite de menta, mentol, tintura de manzanilla, etc. Use pasta dental que contenga aceite de salvia, aceite de menta, etc.

Fisuras anales o rectales.


Hay que usar ropa interior holgada (sobre todo si la fisura es externa) y prescindir de los jabones y detergentes irritantes para bañarse y lavar las prendas. La comezón persistente suele ceder con una higiene esmerada: lavarse la región anal varias veces al día con agua tibia, secarse con una toalla suave y aplicarse en la piel aceite de germen de trigo o una crema que contenga vitamina E.

Decocción de corteza de roble
Las fisuras anales, producto generalmente del estreñimiento crónico, son muy dolorosas. Es muy importante favorecer la deposición reduciendo al mínimo los alimentos astringentes (café, alcohol, picantes, grasas animales…) y tomando aceite de oliva en ayunas. Además, puede utilizarse esta decocción de corteza de roble, que puede combinarse con la pomada de caléndula.
Ingredientes
1 puñado de corteza de roble
2 l de agua
Preparación
Cocer durante 10 minutos la corteza de roble, dejarla entibiar y colar el líquido.
Uso
Han de tomarse baños de asiento de 10 o 15 minutos durante varias semanas.
Un remedio caero y natural de la botica de la abuela.

Otros remedios caseros y naturales son:

Remedio para las fisuras 1: Agregar a medio litro de agua que esté hirviendo una cucharada de salvado de trigo y una cucharada de flores de caléndula. Mezclar todo bien y dejar reposar durante 15 minutos. Después, filtrar el líquido y aplicar, mediante una gasa, en la fisura. Realizar la acción tres veces al día.

Remedio para las fisuras 2: Colocar un poco de algodón enrollado en el surco interglúteo si se siente picor con el fin de disminuir la humedad y el calor que lo provoca.

Remedio para las fisuras 3: Tomar a diario baños de asiento con agua caliente que contengan una infusión de caléndula lo cual logrará relajar los músculos del esfínter ubicado en el ano y con ello reducirá buena parte de la incomodidad de las fisuras

Remedio para las fisuras 4: Insertar un trocito de petrolato (de 1.5 y2 centímetros) en el recto, antes de la evacuación, para ayudar al excremento a pasar sin producir más daño adicional. Luego de la evacuación, lavar el área y aplicar un poco de talco para bebé lo que ayudará a mantener seca la zona y, a su vez, disminuirá la fricción durante el día.

Remedio para las fisuras 5: Hervir una taza de agua y luego añadir dos cucharadas de ortiga blanca. Tomar a diario, durante 15 días, para mejorar la irritación de la piel.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...