Mostrando entradas con la etiqueta aceite de ajo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aceite de ajo. Mostrar todas las entradas

Parásitos intestinales.

En un post anterior escribí sobre las numerosas propiedades del ajo (para poder verlas pincha AQUÍ) y es que el ajo ha sido utilizado desde épocas antiguas por los chinos, los griegos, los romanos, los indios, y los babilónicos como fuente medicinal y para expeler gusanos intestinales.

Todavía es utilizado por los médicos facultativos modernos para el mismo propósito. El ajo fresco y su aceite son eficaces. Un método antiguo de su administración era poner un par de dientes de ajo fresco en cada zapato. Mientras que camina la persona, los clavos son machacados, y el aceite del ajo es absorbido por la piel y llevado por la sangre a los intestinos fácilmente, pues poseyó una fuerza penetrativa de gran alcance. Este método antiguo vale un ensayo por los que no les gusta el gusto del ajo y no puedan comerlo.

Los que pueden comer el ajo crudo, sin embargo, deben masticar tres clavos de ajo cada mañana.

Verán como no solo elimina los parásitos intestinales sino que además te encontrarás más fuerte y sano.

DOLOR DE OÍDOS. OTITIS.


La otitis, como ya hemos dicho, en la terminología médica, toda palabra que termine con -itis, quiere decir "inflamación". Por tanto, la otitis es la inflamación del oído. Normalmente del oído u del conducto auditivo externo (CAE) y producido la mayoría de veces por algún tipo de infección, generalmente de origen bacteriano.

Aceite de ajo
Este es un remedio casero y natural que hemos extraído de "La botica de la abuela".  Usaremos el poder antiséptico, antibacteriano, del ajo y el poder deinflamante del aceite de oliva virgen.


Ingredientes
1 cucharadita de aceite de oliva
2 dientes de ajo

Preparación
Se calienta un chorrito de aceite en una sartén, cuando esté caliente se echa el ajo y se fríe hasta que queden doraditos, moviendolos de vez en cuando para que no se quemen

Después se cuela el aceite, se espera a que se enfríe. Una vez se enfríe es ideal guardarlo en un frasco con cuentagotas. Para luego aplicarlo más fácilmente.

Uso
Hay que aplicar en el oído 2 o 3 gotas cada vez y par de veces a día. Y aunque se pase el dolor hay que seguir aplicandolo 2 días más. Cuando se eche las gotas tenemos que esperar con la cabeza inclinada para que el líquido penetre y no se derrame. Luego aplicas un algodoncito y taponas el oído. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...