Mostrando entradas con la etiqueta Quemaduras leves.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Quemaduras leves.. Mostrar todas las entradas

Quemaduras por el sol.


La naturaleza es muy sabia y sabe cuales son los alimentos buenos según la época del año. Alimentos que nos regular el equilibrio entre el Ying y el Yang y además podemos aprovechar sus propiedades y beneficios de la manera más natural. En este caso, utilizaremos el melón, una fruta de verano para las quemaduras del sol.

Cataplasma de melón

Este remedio sirve para aliviar esas quemaduras del sol en verano. Hemos de tener en cuenta que el exceso de sol es desaconsejable para la piel, pues la envejece.


Ingredientes: Sencillamente 1 melón.

Preparación : Se le quitan las pepitas al melón (no importa si queda alguna) y se recoge su pulpa, esa
pasta gelatinosa que rodea las pepitas y que tampoco nos comemos. La cantidad dependerá de la
extensión de la zona afectada.

Uso: Con una gasa, se aplica durante 10 minutos sobre la piel enrojecida. El alivio es inmediato.

Quemaduras: remedio de aceite y sal.

Para las quemaduras ya utilizamos un remedio natural en el que incluíamos el aceite, un humectante e hidratante que aporta elasticidad a la piel. Por eso, no es raro que lleguen más remedios caseros para las quemaduras (uno de los accidente más frecuentes en los hogares) usando el aceite como base del remedio.

Ingredientes
Aceite de oliva
Sal marina

Preparación
No hay preparación. Los ingredientes se usan directamente.

Uso
Lo primero que debe hacerse es meter la mano o la zona afectada en agua por la quemadura. De ese modo se frena la destrucción de la piel que está provocando la quemazón y enfría la zona. A continuación se extiende el aceite de oliva, generosamente, por la zona quemada, y se rocía por encima con la sal marina. Al principio escuece un poco, pero merece la pena, porque evita la aparición de la molesta ampolla. Hay que dejarlo actuar durante un rato para que calme el dolor; se puede proteger con una gasa y esparadrapo.

Quemaduras, pequeños golpes y forúnculos.


Con la flor de sauco, que podemos encontrar fácilmente en el campo o jardines, se puede elaborar fácilmente una pomada que cicatriza y desinfecta pequeñas heridas y además podemos utilizar para drena las impurezas de los forúnculos.


Ingredientes: 
100 ml de aceite de oliva, 
3 flores de saúco, 
1 cucharada de jabón artesano, 
5 láminas de cera virgen, 
1 cucharada de resina de pino.

Preparación
En una sartén, se pone el aceite y las flores de saúco y se deja 10 minutos a fuego lento; el aceite no ha de
llegar a hervir. A continuación, ha de colarse el aceite y añadirse el jabón troceado, la cera virgen y la
resina de pino, dejándolo fundirse y mezclarse todo al fuego durante 5 minutos. Por último, se filtra a un
recipiente.

Uso
Ha de solidificarse antes de poderse usar. Se aplica mediante una gasa y se deja unas 24 horas sobre la
herida, el forúnculo…

Heridas superficiales.



Bálsamo de hiedra
Este bálsamo a base de hojas de hiedra lo fabrica una comunidad de monjas dominicas en Vizcaya. Está indicado para quemaduras, golpes, infecciones en la piel y todo tipo de heridas leves.
Ingredientes
50 ml de aceite de oliva virgen
Un puñadito de hojas de hiedra
2 láminas de cera virgen de abeja
Preparación
Ponemos en una sartén el aceite, y echamos un puñado de hojas de hiedra, las más jóvenes. Lo dejamos a fuego lento 10 minutos para que la hiedra impregne el aceite. Pasamos a continuación el aceite por un colador muy fino a un tarro, le añadimos enseguida la cera y removemos para que, aprovechando el calor, se deshaga convirtiéndose en una crema homogénea. Esperar a que se enfríe para utilizarla.
Uso
Se aplica sobre una quemadura o herida leve. También sobre pequeñas infecciones cutáneas.



Loción de aloe para después del afeitado
El hombre también tiene derecho a su dosis de coquetería. Esta loción para después del afeitado con zumo de aloe ayuda a cicatrizar pequeñas heridas, y protege la piel del rostro de los agentes externos, frío, aire, sol... (este remedio no lo fabrican las monjas de Vizcaya).
Ingredientes
40 ml de agua destilada
30 ml de zumo de aloe
30 ml de alcohol de 96º
15 ml de glicerina
Preparación
Mezclar todos los ingredientes en un recipiente apropiado, agitarlos bien y envasar el producto. Se le puede dar un toque personal añadiendo unas gotas de esencia, por ejemplo de lavanda o de pino…
Uso
La loción debe guardarse en un sitio oscuro y aplicarse, evidentemente, tras cada afeitado.


Otro remedio casero y natural es la aplicacón de un cataplama de manzana, que gracias a uno de sus componentes, la pectina, es un gran cicatrizante.
Apliando manzana rayado sobre la herida, o la quemadura curará mucho antes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...