Mostrando entradas con la etiqueta Parásitos intestinales.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Parásitos intestinales.. Mostrar todas las entradas

Lombrices intestinales.


En varios países tropicales utilizan la papaya como remedio para acabar con las lombrices intestinales.


La papaya tiene una enzima digestiva, la papaína, que se encuentra en el jugo lechoso de la papaya y que destruye los gusanos intestinales.


Ingredientes.

Papaya
Miel
Agua.
Leche
Aceite ricino

Preparación

Una cuchara de sopa del jugo fresco de una papaya inmadura, y una cantidad igual de miel se deben mezclar con tres a cuatro cucharas soperas de agua caliente y tomar como dosis por un adulto. Esto se debe seguir dos horas más adelante por una dosis de 30 a 60 ml de aceite del ricino mezclados en 250-375 ml de leche tibia.

Uso
Este tratamiento se debe repetir por dos días en caso de necesidad y por la mañana en ayunas. Para los niños bajo tres años, una cuchara de sopa es suficiente.

Las semillas también se pueden utilizar: se pulverizan y toman en dosis de una cucharilla con una taza de leche o de agua diaria por la mañana en un estómago vacío. El carpaine del alcaloide encontrado en las hojas de papaya también tiene la energía de destruir o de expeler gusanos intestinales. Una infusión se puede hacer vertiendo 250 ml de agua hirviendo sobre 15 gm de hojas secas. Esto se puede tomar con la miel.

Parásitos intestinales.

En un post anterior escribí sobre las numerosas propiedades del ajo (para poder verlas pincha AQUÍ) y es que el ajo ha sido utilizado desde épocas antiguas por los chinos, los griegos, los romanos, los indios, y los babilónicos como fuente medicinal y para expeler gusanos intestinales.

Todavía es utilizado por los médicos facultativos modernos para el mismo propósito. El ajo fresco y su aceite son eficaces. Un método antiguo de su administración era poner un par de dientes de ajo fresco en cada zapato. Mientras que camina la persona, los clavos son machacados, y el aceite del ajo es absorbido por la piel y llevado por la sangre a los intestinos fácilmente, pues poseyó una fuerza penetrativa de gran alcance. Este método antiguo vale un ensayo por los que no les gusta el gusto del ajo y no puedan comerlo.

Los que pueden comer el ajo crudo, sin embargo, deben masticar tres clavos de ajo cada mañana.

Verán como no solo elimina los parásitos intestinales sino que además te encontrarás más fuerte y sano.

Parásitos intestinales.


Este es un tratamiento natural y casero para combatir los parásitos intestinales (lombrices intestinales). Para ello, vamos a utilizar el aguacate. Las semillas, al igual que las hojas del aguacate tienen propiedades antihelmínticas, por lo cual se aconseja su utilización para tratar parásitos intestinales.

Haremos un cocimiento contra parásitos intestinales con las siguientes instrucciones.
Ingredientes
1 semilla de aguacate
Agua
Preparación
Partir la semilla de aguacate en un almirez y hervirlo en agua 5 minutos a fuego lento. A continuación, se deja posar unos minutos y se cuela.
Uso
Tomar una tacita diaria de este cocimiento.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...