Mostrando entradas con la etiqueta Hemorroides. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Hemorroides. Mostrar todas las entradas

Hemorroides.


Este es un remedio casero extraído de la botica de la abuela de Txumari en el que nos enseña un excelente remedio natural para las hemorroides y fisuras anales causadas por estreñimientos o posparto o por estar de pié o sentado durante largos periodos. No tanto para la obesidad o por una dieta rica en proteína animal y pobre en fibras, ya que en este caso simplemente se eliminan las hemorroides comiendo más sano y bajando de peso, aunque este remedio puede aliviar momentáneamente el dolor.

Ungüento de manzanilla y pétalos de rosa
Este ungüento de manzanilla y pétalos de rosa es un remedio excelente.
Ingredientes
250 ml de aceite de germen de trigo
10 g de manzanilla
Los pétalos de 2 rosas
20 g de cera de abejas
20 g de lanolina. (La lanolina o alcohol de lana es una sustancia aceitosa segregada por las glándulas sebáceas de los animales que producen lana, en especial las ovejas. De composición química similar a la de la cera, se emplea como impermeabilizante y como tratamiento para la piel. Se utiliza para cremas hemorroidales.)
Preparación
Mezclar con el aceite de germen de trigo, la manzanilla y los pétalos de rosa, calentando suavemente la mezcla durante 1 hora y filtrándola a continuación.
Mientras, se funden la cera de abejas y la lanolina, que se mezclarán con el aceite obtenido tras la hora de cocción. El ungüento se verterá en un bote esterilizado donde se dejará solidificar antes de utilizarse.
Uso
Puede aplicarse varias veces al día durante 7 días. La mejora es casi inmediata.


Otro remedio casero y bastante conocido es la aplicación de Aloe Vera. Se conseguirá un alivio inmediato y producirá una mejora considerable en las hemorroides. Por otra parte al introducir un poco la sustancia del Aloe conseguirás que se produzca menos fricción entre el esfínter anal y las heces.


Otros remedios naturales son realizar baños de asiento con una decocción de hojas y brotes de zarzamora, ya que ayuda a desinflamar o evitar el sangrado, baños de asiento de roble el cual reduce la inflamación anal, detiene las pequeñas hemorragias y favorece la cicatrización.

Hemorroides



Las hemorroides son una afección muy incómoda, pero las molestias pueden reducirse con estos remedios caseros y naturales. Lo principal para evitar las hemorroides es intentar eliminar el estreñimiento.



Dos remedios extraídos de la botica de la abuela para las hemorroides son:



Cataplasma de tomate
El tomate es un aliado para los que sufren de hemorroides, y proporciona un alivio inmediato.
Ingredientes
1 tomate maduro
Preparación
Partir el tomate por la mitad.
Uso
Aplicarlo con presión en el esfínter anal. Puede sentarse uno encima o bien acostarse con el tomate aplicado con una gasa.


Otro remedio natural es el siguiente:

Cocimiento de ajo, laurel y clavo
Ingredientes
3 dientes de ajo
1 puñado de clavo
2 hojas de laurel
½ l de agua
Preparación
Mientras se pone a hervir el agua, se machaca el ajo en un mortero. Cuando el agua empiece a hervir se añade el clavo, el laurel machacado y el ajo. Ha de cocer durante ½ hora a fuego lento y dejarse reposar después durante otros 10 minutos. Por último se cuela.
Uso
Aplicar sobre la zona afectada con una compresa o un poco de algodón.


Consejos:
Aumentar la cantidad de fibra en las comidas (frutas frescas, verduras, pan, cereales...).
Beber líquidos: de 2 a 3 litros al día (zumos, sopas, evitar alcohol).
Realizar algo de ejercicio diariamente.

Forúnculos.


Los forúnculos o "nacidos" son unos granos que surgen habitualmente en los folículos de algún pelo (sobre todo en piernas, nalgas, incluso el rostro) y son causados por una infección en el mismo.

Emulsionar con miel 1 C de harina con 1 C de levadura de cerveza. Extender en una gasa y aplicar en cataplasma sobre el forúnculo. Dejar varias horas hasta que absorba el pus.

Colocar dos cucharadas de arcilla y 1 cucharada de lechehervida en un recipiente. Mezclar hasta que quede compacta. Aplicar caliente sobre el forúnculo y dejar puesta por una hora. Retirar con agua evitando tocar el grano.

El maíz puede llegar a ser un gran remedio casero contra los forúnculos, de hecho, se ha empleado tradicionalmente en algunas zonas latinoamericanas contra este tipo de granos. Se aconseja aplicar cataplasmas preparadas a partir de la cocción de los granos de este vegetal en agua con un paño o gasa.

También la malva suele ser un perfecto remedio natural para los nacidos. Habitualmente empleada para todo tipo de problemas en la piel, los forúnculos pueden ser combatidos preparando una infusión con la planta y luego colocándola con un algodón sobre las zonas afectadas.


Consejos:
Limpiar bien el área una vez que el furúnculo esté abierto y lavarse las manos muy bien después de cada manipulación.

No debe apretar el nódulo, ya que la infección puede diseminarse y empeorar. Por ello, se debe intentar que la lesión se abra y drene por sí sola.

Procurar una alimentación rica en vitamina C, E y A que ayudará a mantener las defensas altas

Mantener una higiene escrupulosa de la zona para evitar la aparición posterior de nuevas lesiones.

Fisuras anales o rectales.


Hay que usar ropa interior holgada (sobre todo si la fisura es externa) y prescindir de los jabones y detergentes irritantes para bañarse y lavar las prendas. La comezón persistente suele ceder con una higiene esmerada: lavarse la región anal varias veces al día con agua tibia, secarse con una toalla suave y aplicarse en la piel aceite de germen de trigo o una crema que contenga vitamina E.

Decocción de corteza de roble
Las fisuras anales, producto generalmente del estreñimiento crónico, son muy dolorosas. Es muy importante favorecer la deposición reduciendo al mínimo los alimentos astringentes (café, alcohol, picantes, grasas animales…) y tomando aceite de oliva en ayunas. Además, puede utilizarse esta decocción de corteza de roble, que puede combinarse con la pomada de caléndula.
Ingredientes
1 puñado de corteza de roble
2 l de agua
Preparación
Cocer durante 10 minutos la corteza de roble, dejarla entibiar y colar el líquido.
Uso
Han de tomarse baños de asiento de 10 o 15 minutos durante varias semanas.
Un remedio caero y natural de la botica de la abuela.

Otros remedios caseros y naturales son:

Remedio para las fisuras 1: Agregar a medio litro de agua que esté hirviendo una cucharada de salvado de trigo y una cucharada de flores de caléndula. Mezclar todo bien y dejar reposar durante 15 minutos. Después, filtrar el líquido y aplicar, mediante una gasa, en la fisura. Realizar la acción tres veces al día.

Remedio para las fisuras 2: Colocar un poco de algodón enrollado en el surco interglúteo si se siente picor con el fin de disminuir la humedad y el calor que lo provoca.

Remedio para las fisuras 3: Tomar a diario baños de asiento con agua caliente que contengan una infusión de caléndula lo cual logrará relajar los músculos del esfínter ubicado en el ano y con ello reducirá buena parte de la incomodidad de las fisuras

Remedio para las fisuras 4: Insertar un trocito de petrolato (de 1.5 y2 centímetros) en el recto, antes de la evacuación, para ayudar al excremento a pasar sin producir más daño adicional. Luego de la evacuación, lavar el área y aplicar un poco de talco para bebé lo que ayudará a mantener seca la zona y, a su vez, disminuirá la fricción durante el día.

Remedio para las fisuras 5: Hervir una taza de agua y luego añadir dos cucharadas de ortiga blanca. Tomar a diario, durante 15 días, para mejorar la irritación de la piel.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...