Mostrando entradas con la etiqueta Dolor muscular.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dolor muscular.. Mostrar todas las entradas

CALOR Y DESCANSO PARA EL DOLOR MUSCULAR.



En la África más rural donde las costumbres de los curanderos aun persiste, tienen un remedio muy peculiar para el dolor muscular. El curandero cogía una boñiga reciente de elefante y la dejaba colocada sobre la parte del cuerpo que dolía: la espalda, las piernas, etc...

Quizá ahora nos parece gracioso, pero el principio que rige este remedio es el mismo que utilizamos ahora. Con la experiencia de probar y probar a lo largo de los años, el curandero observó que aquella boñiga caliente era suficiente para aliviar el dolor... y aunque no sabía porqué, sí sabía el efecto positivo que tiene.

Cuando se produce un dolor muscular, debido a una sobrecarca o sobreuso, el músculo tiende a quedarse acortado, no se relaja y se mantiene contraído. Un músculo contraído impide que la circulación sanguínea sea adecuada, se retienen tóxicos y las células musculares no se nutren adecuadamente. Lo bueno del calor es que permite que el músculo se dilate, se relaje y que la circulación sanguínea sea adecuada.

Hay varias maneras de aplicar calor en el músculo sin tener que echar mano a las boñigas de elefante u otro animal. El mejor remedio casero es remojar una toalla en agua caliente y luego colocarla sobre el área o envolverla. Otros métodos caseros incluyen llenar una botella de plástico con agua caliente y sumergirse en una tina con agua caliente. También se puede utilizar mantas eléctricas o almohadones de semillas que se calientan antes de aplicar.

Seguramente en los casos de dolores musculares por sobreuso o sobrecarga, el calor (junto con el reposo* y una alimentación adecuada) va aliviar el dolor producido y permitirá una pronta recuperación del músculo. 

* El dolor  es la forma que tiene el cuerpo que el músculo debe reposar.

Reumatismos, dolores musculares y en articulaciones.


Es bastante conocido que las friegas de romero son muy buenas para dolores musculares, dolores en las articulaciones y reumatismos. De hecho, ya utilizamos el romero para los problemas de lumbalgia (enlace). Pero en este remedio se utiliza algún ingrediente más que hace, si cabe, más eficaz este remedio casero y natural.

Ingredientes
20 g de flor de árnica
20 g de lavanda
40 g de romero
40 g de hipérico
1 l de alcohol de friegas

Preparación
Introducir todos los ingredientes dentro de un recipiente y dejarlo 9 días macerando a oscuras. Durante
ese tiempo debe agitarse cada noche. Pasados los 9 días ha de colarse mediante una gasa, exprimiendo
bien las hierbas antes de tirarlas.

Uso
Aplicarlo sobre la zona dolorida friccionando y masajeando. Si la piel queda algo tirante a causa del alcohol puede utilizarse tras el masaje el gel hidratante de
lavanda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...