Mostrando entradas con la etiqueta Dolor de oído. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dolor de oído. Mostrar todas las entradas

DOLOR DE OÍDOS. OTITIS.

Otitis, la inflamación del oído produce uno de los dolores más insoportable que se pueden padecer. La gente que lo hemos tenido, sabemos cuanto duelen y ese característico pinchazo en el oído que deseamos que termine cuanto antes. 

El remedio que ponemos a continuación es sencillo y rápido, y también podemos utilizarlo en niños sin ningún tipo de problema. Es un remedio que no combate la infección, pero lo podemos utilizar para que el dolor desaparezca o sea más soportable mientras los antibióticos hacen su efecto. Se trata simplemente de aplicar calor, el calor tiene la propiedad de relajar y distender la zona, calma y alivia el dolor.

Ingredientes a utilizar:
Calcetines de algodón o de lana 

No necesita preparación. 

Uso: 
Lo que debemos hacer es ponerle los calcetines gruesos y dejar que duerma toda la noche. El dolor de oídos habrá desaparecido a la mañana siguiente. 

Algunos consejos: secarse bien, pero con cuidado, los oídos cuando salgamos de la ducha, playa y sobre todo piscina. Evitaremos así la acumulación de hongos o bacterias. Se aconseja que si persisten durante más de dos o tres días se acuda al médico para que nos recete antibióticos. Ya que una mala curación de la otitis puede producir daños mayores.

DOLOR DE OÍDOS. OTITIS.


La otitis, como ya hemos dicho, en la terminología médica, toda palabra que termine con -itis, quiere decir "inflamación". Por tanto, la otitis es la inflamación del oído. Normalmente del oído u del conducto auditivo externo (CAE) y producido la mayoría de veces por algún tipo de infección, generalmente de origen bacteriano.

Aceite de ajo
Este es un remedio casero y natural que hemos extraído de "La botica de la abuela".  Usaremos el poder antiséptico, antibacteriano, del ajo y el poder deinflamante del aceite de oliva virgen.


Ingredientes
1 cucharadita de aceite de oliva
2 dientes de ajo

Preparación
Se calienta un chorrito de aceite en una sartén, cuando esté caliente se echa el ajo y se fríe hasta que queden doraditos, moviendolos de vez en cuando para que no se quemen

Después se cuela el aceite, se espera a que se enfríe. Una vez se enfríe es ideal guardarlo en un frasco con cuentagotas. Para luego aplicarlo más fácilmente.

Uso
Hay que aplicar en el oído 2 o 3 gotas cada vez y par de veces a día. Y aunque se pase el dolor hay que seguir aplicandolo 2 días más. Cuando se eche las gotas tenemos que esperar con la cabeza inclinada para que el líquido penetre y no se derrame. Luego aplicas un algodoncito y taponas el oído. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...