Mostrando entradas con la etiqueta Cálculos renales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cálculos renales. Mostrar todas las entradas

PIEDRAS EN EL RIÑÓN.

Para expulsar la piedras, o la arenilla que se queda alojada en el riñón, nos aconsejan beber mucha agua pero de mineralización débil, reducir la ingesta de sal, si nos duelen los riñones podemos tomar baños calientes o colocarnos mantas eléctricas y, por último, tomar diuréticos que faciliten la producción de orina para así expulsar las toxinas.


Así que veamos algunos diuréticos muy eficaces:

La cola de caballo: el diurético por excelencia. Una planta muy común, fácilmente reconocible y que podemos conseguir en cualquier herboristería o tienda de alimentación especializada. Basta con hacer una decocción durante 30 minutos de un litro de agua con un buen puñado de la planta (da igual que sea macho o hembra). Luego se retira y se cuela. Se puede beber 3 vasos al día.

El Diente de León: es una planta también muy común, y está considerada una mala hierba, pero que no nos engañen. Esta planta no es únicamente un potente diréticos, sino que además es la hierba que más hierro contiene, más por ejemplo que las espinacas. Antes de cada comida nos tomaremos un vasito de una decocción que habremos preparado con un puñado de hojas, ramas e incluso raíces de la planta, todo bien troceado y lavado, y se vierte en un litro de agua. Se hierbe durante 10 minutos y luego se extrae, se cuela y se endulza al gusto.

El té verde: otro gran diurético y además con multitud de propiedades beneficiosas para la salud. De hecho lo incluímos en la lista de alimentos indispensables para tomar (ENLACE). Tomar un par de infusiones al día y si eres muy sensible a la cafeína no hay que tomarlo 5 horas antes de acostarse.

Otros diuréticos son: la Tila, el laurel, hinojo, parietaria, cardo, abedul, etc...

Cálculo biliar o piedra en la vesícula.

Se ha demostrado que las cerezas son unas frutas muy eficaces para limpiar la sangre, para eliminar toxinas y líquidos (cómo el ácido úrico). Esto se debe a unos flavonoides característicos llamados antiocianinas que poseen en cantidad (más que por ejemplo las ciruelas o frambuesas) y que son las encargadas de proporcionar ese color rojo fuerte propio de las cerezas.

Pues bien, las propiedades de estos flavonoides ayudarán a prevenir problemas de piedras en la vesícula o riñón y además favorece la depuración del hígado y descongestiona la vejiga. Para sacarle el máximo beneficio , utilizaremos un licor de cerezas como remedio casero y natural.
Ingredientes:
 ½ kg de cerezas frescas (preferentemente de tipo guinda y muy maduras) 
200 g de azúcar 
1 litro de orujo 
Canela 
Clavo 

Preparación:
Lavar bien las cerezas, quitarles los rabillos y los huesos y ponerlas en un frasco de cierre hermético con el resto de ingredientes. Tapar el tarro y dejarlo reposar a oscuras durante 1 mes. 

Uso 
Tomar una copita después de comer de vez en cuando.

CÁLCULOS RENALES.

Una piedra en el riñón es la solidificación de algunas sustancias que se encuentran en la orina y que puede tener varios tamaños. Si la piedra es pequeña, o arena, esta puede causar dolor, molestia o simplemente salir al orinar, cuando es más grande, el dolor puede hacerse insoportables y muy molesto. Puede incluso atascarse en las vías urinarias y producir dolor y sangrado.

Un remedio para la arenilla o piedras del riñón

Ingredientes:
5 rábanos pequeños.
1 cucharada de azúcar moreno.

Preparación:
La preparación es sencilla. Únicamente debes cortar los rabanitos en trozos pequeños y espolvorear el azúcar por encima. Se deja toda la noche macerando y después de las 12 horas ya está listo.

Uso:
Se debe  tomar por la mañana en ayunas y antes de acostarse hasta expulsar las piedras del riñón.

Acompañando a este remedio, es ideal tomar infusiones diuréticas y mucha agua. Mínimo 8 vasos diarios de agua mineralización débil. También es conveniente no tomar mucha sal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...