Mostrando entradas con la etiqueta Almorranas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Almorranas. Mostrar todas las entradas

Fisuras anales o rectales.


Hay que usar ropa interior holgada (sobre todo si la fisura es externa) y prescindir de los jabones y detergentes irritantes para bañarse y lavar las prendas. La comezón persistente suele ceder con una higiene esmerada: lavarse la región anal varias veces al día con agua tibia, secarse con una toalla suave y aplicarse en la piel aceite de germen de trigo o una crema que contenga vitamina E.

Decocción de corteza de roble
Las fisuras anales, producto generalmente del estreñimiento crónico, son muy dolorosas. Es muy importante favorecer la deposición reduciendo al mínimo los alimentos astringentes (café, alcohol, picantes, grasas animales…) y tomando aceite de oliva en ayunas. Además, puede utilizarse esta decocción de corteza de roble, que puede combinarse con la pomada de caléndula.
Ingredientes
1 puñado de corteza de roble
2 l de agua
Preparación
Cocer durante 10 minutos la corteza de roble, dejarla entibiar y colar el líquido.
Uso
Han de tomarse baños de asiento de 10 o 15 minutos durante varias semanas.
Un remedio caero y natural de la botica de la abuela.

Otros remedios caseros y naturales son:

Remedio para las fisuras 1: Agregar a medio litro de agua que esté hirviendo una cucharada de salvado de trigo y una cucharada de flores de caléndula. Mezclar todo bien y dejar reposar durante 15 minutos. Después, filtrar el líquido y aplicar, mediante una gasa, en la fisura. Realizar la acción tres veces al día.

Remedio para las fisuras 2: Colocar un poco de algodón enrollado en el surco interglúteo si se siente picor con el fin de disminuir la humedad y el calor que lo provoca.

Remedio para las fisuras 3: Tomar a diario baños de asiento con agua caliente que contengan una infusión de caléndula lo cual logrará relajar los músculos del esfínter ubicado en el ano y con ello reducirá buena parte de la incomodidad de las fisuras

Remedio para las fisuras 4: Insertar un trocito de petrolato (de 1.5 y2 centímetros) en el recto, antes de la evacuación, para ayudar al excremento a pasar sin producir más daño adicional. Luego de la evacuación, lavar el área y aplicar un poco de talco para bebé lo que ayudará a mantener seca la zona y, a su vez, disminuirá la fricción durante el día.

Remedio para las fisuras 5: Hervir una taza de agua y luego añadir dos cucharadas de ortiga blanca. Tomar a diario, durante 15 días, para mejorar la irritación de la piel.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...