EDEMAS Y RETENCIÓN DE LÍQUIDOS.



Los tres mejores consejos para evitar los edemas son:
Beber mucha agua.
Reducir la ingesta de sal.
Evitar el sedentarismo.

Con estas tres pautas, ya se podrá reducir la retención de líquidos. No obstante, un buen remedio que podemos añadir es tomar de forma infusiones de té, verde o rojo. Una planta con un poco de teína (una molécula similar a la cafeína pero más suave) y que debe evitarse si hay problemas de anemia. Para todos las personas sin problemas de falta de hierro o de nerviosismo, el té puede ayudarte si tienes retención de líquidos.

El té es un diurético potente natural que de hecho se incluyes en dietas adelgazantes por, no solo eliminar líquidos y toxinas, sino porque aumenta el metabolismo, y por tanto el gasto energético.
Es una planta que además reduce el colesterol y lo que quizá es lo más importante de todo, es una ingrediente que lucha y combate el cáncer.

Basta con tomar un té o dos todos los días para disfrutar de las propiedades diréticas de la hierba. En forma de infusión o tisana. Se puede añadir miel, azúcar moreno (que junto con la hierbabuena y té verde se prepara el té moruno), o añadir una rodaja de limón al té rojo.

Si el problema es la cafeína, se puede hacer lo siguiente para evitarla.

Preparas la infusión, y esa la tiras, pero con la misma bolsitas puedes volver a preparar una nueva infusión, y esta ya no tendrá tanta teína como la infusión primera.

PROPIEDADES DE LA CÚRCUMA.

Esta especia de origen Indonesio y del sudeste asiático, es la siguiente ganadora de la sección alimentos mágicos. Con alimentos mágico queremos decir alimentos que deben ser esenciales en nuestra dieta, que debemos tener en la cocina. Generalmente son alimentos con muchísimas propiedades beneficiosas para nuestra salud y que recogen un amplio espectro de dolencias a las cuales puede combatir. Veamos algunos de los beneficios y propiedades de la cúrcuma.


Entre las propiedades digestivas, encontramos que la cúrcuma puede favorecer los casos de digestiones lentas y pesadas, elimina la acidez, la dispepsia y la falta de apetito.

Por otra parte, la cúrcuma ayuda a eliminar la cantidad de gases, esta propiedad recibe el nombre de carminativa. Elimina pues los cólicos flatulentos.

Si tienes problemas de hígado, se ha comprobado que la cúrcuma es un buen tónico que ayuda a limpiar este órgano y ejerce un efecto hepatoprotector.

Esta especie ayuda a expulsar las piedras de la vesícula biliar y desinflamando la zona.

Sobre el cáncer. Numerosos estudios demuestran que la cúrcuma, y sobretodo el ingrediente de la curcumina, es un gran aliado tanto para prevenir el cáncer como para combatirlo. Según los estudios, se ha comprobado que tiene un efecto beneficioso sobre diferentes tipos de cánceres: duodeno, colon, mama, de próstata, pulmón y el cáncer de piel.

Es un potente antiinflamatorio. Es por ello que se utiliza en fitoterapia como ingrediente a incluir en pacientes con procesos antiinflamatorios, entre ellos tendinitis o la bronquitis. Es un buen expectorante. 

Si estás deprimido, la cúrcuma te subirá el ánimo y verás las cosas de otro modo. Es un antidepresivo natural. Es un ingrediente esencial para tratar los estados depresivos desde la medicina tradicional china.

Al reducir el colesterol "malo" y los triglicéridos, ayuda a prevenir enfermedades del corazón y circulación. 

Nos sirve como complemento alimentario que nos desarrolla el sistema inmunitario, dado que contiene un gran número de vitaminas y elementos esenciales. Por este aspecto se utiliza para combatir escemas y herpes.  


ECCEMAS O ESZEMAS


Emplasto de arcilla
Los eccemas o eszemas, son la forma que tiene nuestro cuerpo de eliminar las toxinas a través de la piel. Cuando estas toxinas salgan al exterior, al ser tóxicas y producir infección, es bueno que se limpien las heridas así como facilitar que estas se sequen y se cierren lo antes posible. Una buena forma de hacerlo es utilizando la arcilla, una sencilla manera de absorber las toxinas, de secar y cerrar la herida, así como de desinflamar la zona afectada. 

Ingredientes
7 cucharadas de cola de caballo
1 l de agua
Arcilla

Preparación
Cuando el agua rompa ha hervir, echamos la cola de caballo y mantenemos a fuego lento unos 10 minutos. Luego apagamos el fuego y colamos de manera que podamos retirar todas las ramitas de la cola de caballo. 
Este agua es la que utilizaremos para mezclar con la arcilla. Dependiendo de la cantidad del cuerpo que queramos cubrir, mediremos la cantidad de arcilla que debemos preparar. Hay que buscar una consistencia adecuada, ni muy líquida ni muy espesa... de manera que se adhiera bien a la piel. 
Es recomendable manipular la arcilla con madera (por ejemplo una cucharadita de madera). Nunca metálica. También debemos evitar que el recipiente sea metálico o de plástico.

Uso
La aplicación del emplasto de arcilla para los eszemas es muy sencilla. Simplemente cubrimos la zona y dejamos unos 20 minutos, hasta que se seque para facilitar la absorción de las toxinas. Después de los 20 minutos, retiramos el emplasto y lavamos con agua, con la que nos ha sobrado de la cocción de cola de caballo que hemos preparado anteriormente.
Es ideal utilizarlo a diario hasta que veas que ha sido eliminado el eccema. No obstante, si observas que la piel adquiere una consistencia seca, es mejor dejar unos días sin aplicarla.

Otro remedio para eccemas: ENLACE.

DUREZAS, CALLOS Y TALONES AGRIETADOS.

Hace miles de años, nuestros antepasados caminaban descalzos por la tierra. Nuestro cuerpo, para proteger esta parte tan sensible, empezaba a engrosar la capa de piel que se iba desgastando del roce con el suelo, y así se mantenía una protección justa y natural de la piel de la planta de nuestros pies. 

Actualmente, el calzado nos permite pisar de forma cómoda y mullida sin que haya desgaste de la piel de la planta de los pies, pero de manera natural, nuestro cuerpo sigue colocando capa y capa de piel con la intención de protegerse. El caso es que como ahora no se produce el desgaste de la piel como se producía miles de años y es por eso que se van produciendo durezas de piel que acaban doliendo en algunos casos y secándose y agrietándose. Que los talones estén agrietados no produce problema alguno excepto el estético.

Por todo esto, la forma más sencilla es utilizar piedra pómez o lima especial después de ablandar la piel con agua caliente. Pero te vamos a dejar otro remedio casero en el cual, la abrasión de la piel se hace de forma química.

INGREDIENTES:
  • Gel de Afeitar
  • Enjuague bucal
  • Agua
  • Toalla pequeña


PREPARACIÓN:
Untar los pies con gel de afeita.
Por otra parte, habremos mezclado en un bol tanto el agua tibia con el enjuague bucal. Empapamos una toalla con esta mezcla y sin retirar el gel de afeitar de los pies, nos enrollamos los pies con la toalla.
Después de 30 minutos limpiamos los pies con la misma toalla. Y después enjuagamos los pies y secamos.
Este remedio no solo sirve para eliminar durezas o los talones agrietados, también se utiliza cuando la piel ha tomado un tono más oscuro, más amarillento o ennegrecido.

CALOR Y DESCANSO PARA EL DOLOR MUSCULAR.



En la África más rural donde las costumbres de los curanderos aun persiste, tienen un remedio muy peculiar para el dolor muscular. El curandero cogía una boñiga reciente de elefante y la dejaba colocada sobre la parte del cuerpo que dolía: la espalda, las piernas, etc...

Quizá ahora nos parece gracioso, pero el principio que rige este remedio es el mismo que utilizamos ahora. Con la experiencia de probar y probar a lo largo de los años, el curandero observó que aquella boñiga caliente era suficiente para aliviar el dolor... y aunque no sabía porqué, sí sabía el efecto positivo que tiene.

Cuando se produce un dolor muscular, debido a una sobrecarca o sobreuso, el músculo tiende a quedarse acortado, no se relaja y se mantiene contraído. Un músculo contraído impide que la circulación sanguínea sea adecuada, se retienen tóxicos y las células musculares no se nutren adecuadamente. Lo bueno del calor es que permite que el músculo se dilate, se relaje y que la circulación sanguínea sea adecuada.

Hay varias maneras de aplicar calor en el músculo sin tener que echar mano a las boñigas de elefante u otro animal. El mejor remedio casero es remojar una toalla en agua caliente y luego colocarla sobre el área o envolverla. Otros métodos caseros incluyen llenar una botella de plástico con agua caliente y sumergirse en una tina con agua caliente. También se puede utilizar mantas eléctricas o almohadones de semillas que se calientan antes de aplicar.

Seguramente en los casos de dolores musculares por sobreuso o sobrecarga, el calor (junto con el reposo* y una alimentación adecuada) va aliviar el dolor producido y permitirá una pronta recuperación del músculo. 

* El dolor  es la forma que tiene el cuerpo que el músculo debe reposar.

SALVADO PARA EL DOLOR MENSTRUAL.

Como ya vimos, los dolores menstruales están relacionados con la inflamación o por la contracción del músculo que presiona la zona produciendo isquemias que degradan en endometrio además de irritar los nervios del dolor.

El Salvado, es un ingrediente que podemos utilizar para reducir el dolor. Es conocido como "la morfina natural", aunque igual esa comparación sea algo exagerada. No obstante, es cierto que además de aliviar un poco el dolor, permite una mejor circulación sanguínea, aporta Hierro (un mineral esencial para la menstruación) y ayuda a eliminar las toxinas que se producen a causa del metabolismo celular.

Compresa de salvado

Es fácil de encontrar en cualquier herboristería, en mercados o tiendas de alimentación.

Ingredientes
Bolsita de un tejido natural
Salvado

Preparación
Se llena el saquito de salvado y se pone en una cazuela, pero al vapor, no dentro del agua, durante unos 10 minutos.

Uso
Se debe aplicar sobre la zona que nos duela, pubis, ingle o en el bajo vientre. plicarlo en el bajo vientre. Se puede cubrir la bolsa con una bufanda de lana o algodón, o con una faja, de modo que se pueda seguir con las ocupaciones habituales.

INFUSIÓN PARA DOLOR DE HUESOS.


Este remedio es ideal para los dolores provocados por artrosis o dolores relacionados con la Gota (o acumulación de ácido úrico), pero en especial será beneficioso para los casos de artritis. La inflamación producida por el desgaste de la articulación del hueso, del cartílago que facilita el movimiento de la articulación.

Aprovecharemos del jengibre su potente capacidad antiinflamatoria y del abedul, que también es antiinflamatorio, la capacidad de eliminar las toxinas que quedan en la articulación, reduciendo los dolores producidos en caso de gota o de artritis. 

INGREDIENTES:
1 Cucharada de hojas secas de Abedul.
2 Cucharadas de jengibre rayado.
400 ml (2 vasos) de agua.

PREPARACIÓN:

Calentamos el agua hasta que hierva, luego vertemos los dos ingredientes y dejamos hervir 10 minutos más. Pasados esos 10 minutos, apagamos el fuego y dejamos enfriar. Colamos y podemos endulzar si queremos con Stevia o miel de romero.

USO 
Se debe de tomar dos tazas al día.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...